Estás en la farmacia tratando de decidir qué botella de jabón líquido para las manos comprar: una dice que es «antibacterial» y la otra no. ¿Importa cuál eliges?

Afortunadamente ya no tenemos que tomar esa decisión. La FDA decidió que los jabones y otros productos de lavado antiséptico hechos con triclosán ya no podían comercializarse en los EE. UU.

Esa regla entró en vigencia en septiembre de 2017, por lo que hasta entonces, aún se veían algunos productos antibacterianos con triclosán en las tiendas.

Si eliges el jabón antibacteriano, probablemente esperes que te brinde una protección adicional contra los gérmenes. Desafortunadamente, no hay mucha ciencia que respalde eso.

Y el ingrediente activo en muchos productos antibacterianos, el triclosán, tiene algunos inconvenientes potenciales.

El gobierno de los Estados Unidos no es el primero en prohibir su uso en jabones de venta libre. Y recientemente la marca Colgate ha retirado el triclosán de su dentrífico más vendido.

Preocupaciones acerca de esto han llevado a la Unión Europea a prohibir el triclosán en productos de cuidado personal. Minnesota también decidió prohibir los jabones antibacterianos y los lavados corporales hechos con esta sustancia.

La controversia no tiene mucho que ver con lo que sucede cuando te lavas las manos hoy. Es más sobre el panorama general de lo que podría suceder a largo plazo.

¿Qué es el triclosán?

Hecho por primera vez como pesticida, el triclosán ha existido desde la década de 1960. En los últimos años, se abrió camino en una amplia gama de artículos de cuidado personal.

Es más conocido por su poder para matar gérmenes. Es por eso que se ha utilizado en tantos jabones para las manos y lavados corporales.

En productos a base de agua como el aftershave y el maquillaje, es un conservante. También ayuda a combatir el mal olor, por lo que es en desodorantes y aerosoles para el cuerpo.

Tu dentrífico también puede tener triclosán. Revisa su etiqueta e intenta comprar pasta de dientes sin triclosán.

¿Funciona?

A pesar de que el triclosán mata muchas bacterias, frotarse con él en lugar del jabón común no hará que sea menos probable que atrapes cualquier bacteria.

En 2013, la FDA solicitó a los fabricantes antibacterianos de lavado de manos y cuerpo que proporcionaran datos que demuestren que estos productos eran seguros y efectivos, y que eran mejores para prevenir infecciones que los jabones y lavados normales.

Cerrar menú